¿Y tú qué opinas de las Princesas Disney?

No vengo a contar nada nuevo, ni nada que si te lo propones puedas pensar por ti solita. Sí, solit-A, en femenino. Puesto que está entrada se la quiero dedicar a todas las féminas que, queriendo o sin querer, son fans de Disney y terminen leyendo este post. Pues eso, a vosotras que puede que os encanten las Princesas Disney, vengo a deciros unas cuantas cosillas.

Todas hemos crecido con las películas de Disney, con Princesas por en medio o no. Hemos reído, hemos llorado, hemos cantado y mucho. A veces demasiado, peli tras peli. Es más, me apuesto lo que queráis a que os acordáis de la letra de las canciones de más de una de ellas y puede que, ahora mismo, estéis tarareando alguna.  

Eres tú mi príncipe azul que yo busqué…”, “Debajo del mar…”, “Bella y Bestia son…” y “Hakuna Matata, vive y sé feliz…” y ya paro. Principalmente porque no me acuerdo de los temas musicales de las nuevas pelis y a mi memoria, solo vienen estas en estos momentos. Además, reniego a emitir una sola nota de Frozen. La resistencia existe. No obstante, abajo del post tenéis los comentarios para demostrarnos que Disney tiene más hits de lo que recuerdo si queréis luciros.

Vaya temazo por favor!

Necesito un punto y a parte un momento. Lo que pasa ahora es que, tras cantar el temazo de “El rey león” me he acordado de Mufasa (Snif). Puesto que es un trauma digno de largas sesiones de psicoánalisis, al ser una de las muertes más tristes que tengo grabada de mi infancia. Equiparable en pena y lloriqueo gratuito a la primera muerte de Son Goku (puntualizo la primera, porque luego ya vi que molaba más cuando estaba por esos universos raros del más allá) y cuando David el Gnomo termina convirtiéndose en un árbol. Me acuerdo que me escondí debajo de la cama a llorar y mi madre sólo me pudo sacar de ahí abajo, haciendo pizza para cenar. Literal. Siempre he sido muy sentida para mi desgracia y siempre he tenido y tengo hambre. Todo el rato😅


Volviendo al tema. Queridas lectoras, lo que quiero decir con este post es lo siguiente: Por favor, que levante la mano y se pronuncie aquella que, en algún momento de su infancia (o no tan infancia) no ha soñado con ser como las Princesas Disney. Seguro que más de algunas estáis asintiendo con la cabeza. Por lo mismo, que ya he dicho, hemos visto sus pelis en el cine, en casa, del videoclub, por Internet y hoy en día, si hacen alguna en la tele puede que la dejemos de fondo con cierto aire de nostalgia.

No obstante, llega el punto de abrir el debate sobre si el ejemplo que este tipo de personajes es positivo o no. Vamos a analizarlo así por encima un poco: chica que siempre es la guapa del pueblo, totalmente altruista e ingenua, por no decir otra cosa como por ejemplo, un pelín tonta. Se suele encontrar en en una situación en que tiene que ser rescatada. He aquí cuando aparece el chico, el más apuesto del reino obviamente y la salva, para que juntos vivan felices y coman perdices. Uff! Sólo de ponerlo ya me canso.

Ahora bien, espero no ser la única que haya llegado a esta conclusión. Queridas lectoras las Princesas Disney son machistas. Sí y en especial las primeras que la factoría lanzó. Ese amor romántico disfrazado de príncipe azul o de cualquier color, que hemos visto, no existe. Así que no esperéis a que llegue vestido de gala y os salve de todos los males que padezcáis porque no necesitáis ser salvadas. Es un rollo patatero que nos hemos creído desde bien niñas y que ya es hora de ir cambiando.

A mi me representa más esto🥺 

Quiero que quede claro que no detesto a las princesas. Es más, me parecen encantadoras cuando veo figuras de ellas. Me fascina la delicadeza de Blancancanieves, la ternura de Bella, envidió la melenaza roja de Ariel. Pero reconozco, qué analizando ahora sus historias desde la perspectiva de la adultez y con cierta ironía reconozco, se puede hacer una lista de traumas bien larguita: madres muertas, secuestros, explotación laboral y me repito, mucho machismo… que hace que vea necesario un cambio en el prototipo de mujer que se enseña en esas pelis.

Se supone que Disney ya lo hace o al menos, está en ello. Sus nuevos personajes femeninos como Brave, las hermanas de Frozen y Vaina, ya son más independientes y la trama de las pelis, gira alrededor de situaciones relacionadas con el poder de las mujeres. No por ser castigadas y luego, recompensadas por su belleza. Pero aún falta más. Falta que se tome conciencia de lo que están haciendo y cambien muchas cosas. Así que, Pixar ponte las pilas, por favor.

En definitiva, tengo la esperanza que todo esté en proceso realmente ya que muchas estamos más reivindicativas que de costumbre y no nos vamos a callar. Además, ahora que Disney ha comprado la saga de Star Wars, tenemos a tres féminas increíbles: Padme, Leia y Rey. Tres mujeres TOP que ponen al resto en su sitio: Princesas y guerreras.

GrlPwr

PatriciaTedaTiricia

Deja un comentario