LA REVOLUCIÓN DEL MUNDO DE LOS VIDEOJUEGOS

Cuando hablamos de videojuegos hoy en día, ¿se nos viene a la mente lo mismo que a los que jugaban hace ya más de cuarenta años? ¿Podemos realmente realizar una comparativa justa a nivel de experiencia del jugador cuando éste se ponía delante de una pantalla y cuando lo hacemos nosotros ahora? La respuesta es sencilla, y para descubrirlo tenemos que poner nuestra atención en algunos elementos que en la época de los primeros juegos eran imposibles de imaginar.

Cuando hablamos de cambio, no nos estamos refiriendo a la mejora de los procesadores gráficos o a la jugabilidad (que también), sino a la forma en la cual actualmente accedemos y consumimos los contenidos, además de toda la estructura que envuelve el fenómeno y que hace de la industria de los videojuegos un mundo cuyos límites son difíciles de demarcar.

¿Acaso imaginaban esos “protogamers” la posibilidad de disfrutar de un juego sin tener en posesión consola alguna? Como mucho si tenían la suerte de conocer a alguien con los posibles para comprarla y éste era tan amable de dejar que jugara alguna que otra partida.

¿Y eso de ganarse la vida jugando a videojuegos? ¡Cuántos profesionales y streamers frustrados por la tan temida zapatilla de mamá que no paraba de decirles “que apagaran la maquinita”! Es un hecho que el mundo de los videojuegos ha cambiado, pero quizás lo ha hecho de una manera tan escalonada que aún no nos hemos dado cuenta de la revolución que ha provocado. Pero, ¿en qué hemos cambiado?

En el pasado, era bastante difícil encontrar una guía que hiciera más llevadero el hecho de pasarse un juego (o tenías que comprarte religiosamente la revista de turno esperando que hablaran de ello). En ocasiones, continuar el juego era imposible y se quedaba guardado en un cajón cogiendo polvo hasta que algún amigo encontraba la forma de superar al último jefe. Y eso hacía que al pasarnos juego nos sintiéramos especiales porque no todo el mundo era capaz de conseguirlo. ¿Es que ya nadie recuerda el Metal Gear Solid y la excepcional forma de vencer a Psyco Mantis? ¡Más de uno pensaba que se había metido en su cabeza! ¿Y a quién no se le ha atascado el Templo del Agua de la mítica saga The Legend of Zelda? Hoy, solo tenemos que introducir unas palabras en el buscador y encontraremos la forma de superar el reto. Y si el juego es conocido, tendrás un amplio catálogo de streamers y youtubers que ya se han tomado la molestia de grabarlo y explicarlo para hacerte la vida aún más fácil… incluso alguno te enseñará como glitchearlo para que no tengas que pasar por la tediosa tarea de enfrentarte a él.

La forma de compartir los juegos también ha evolucionado, aunque quizás esto era un paso muy lógico que debía dar la industria (no como la realidad aumentada… ¿para cuándo un sistema a lo Ready Player One?). Estamos hablando del multijugador. Las viejas y sociales Lan Partys han quedado relevadas a la intimidad de nuestras habitaciones, donde cada uno forma parte de una aventura en la que participan jugadores de todo el mundo pero que quizás nunca lleguen a conocerse de verdad. ¿O qué millenial no ha pasado alguna tarde dentro de un ciber con sus amigos? Pero lo que no era lógico, o al menos no era tan predecible, es el fenómeno streamer que ha hecho que la gente disfrute de un videojuego junto a otras personas de una manera un tanto curiosa.

Streamers, esas personas cuyo trabajo consiste en jugar videojuegos para que otros los vean. ¡Y cuanto éxito tienen! ¿Cómo es posible que haya gente que prefiera ver a otra persona jugar en vez de ser él mismo el que se ponga a cargo de los mandos? Análisis sociológico aparte, el hecho es que es una realidad que no se puede obviar. Ya sea porque no pueden costearse un juego y quieren disfrutar de él, están atascados en alguna parte y quieren ver como superarlo, o simplemente por el hecho de pasar el rato viendo a una persona carismática jugando a algo de lo que ellos también disfrutan, la ingente cantidad de viewers y seguidores que pueden reunir plataformas como youtube o twitch no es algo meramente anecdótico.

Pero si hablamos de ganarse la vida jugando a videojuegos, no podemos dejar de lado al fenómeno de los jugadores profesionales de eSports. Competiciones internacionales que llenan estadios y que son retrasmitidas por internet e incluso por los canales de las teleoperadoras más conocidas de pago bajo contratos millonarios con el patrocinio de grandes marcas publicitarias como soporte. ¿Crees que eres lo suficientemente bueno para ganarte la vida “jugando a la maquinita”? ¡Pues no pierdas el tiempo! Quizás mientras estás leyendo estas líneas estás perdiendo miles de euros por no saber cómo rentabilizarte…

Existe otro fenómeno aún más llamativo que ha revolucionado el mundo de los videojuegos y la cultura freak en general y que parte de la reivindicación y del orgullo de los que disfrutan con estos contenidos: el merchandising. Desde las ediciones especiales y limitadas de los juegos, contenidos exclusivos ingame como pueden ser poseso skins, hasta figuras, posters, camisetas, complementos, ¡o juegos de mesa! ¿Sabías que franquicias como Age of Empires, Megaman, Word of Warcraft, Doom, Bioshock o Resident Evil tienen su propia versión de tablero?

Por otro lado, ¿quién no ha podido resistirse a hacerse con uno de los increíbles Funko Pops! de alguno de sus videojuegos favoritos? ¡Si es que con la variedad de catálogo que tienen es imposible que no te guste alguno! Con cada incorporación al mercado, Funko ya tiene preparada su remesa de novedades mucho antes de que el juego salga oficialmente a la venta. ¡Flipa! Y cuidado, porque van tan adelantados que en ocasiones nos pueden colar algún que otro spoiler.

¡Y no todo son Funko Pops! ¿Has visto la línea de figuras de Dark Souls que ha sacado Banpresto? O las increíbles figuras que Mcfarlane Toys ha elaborado de Fortnite o Five Nights at Freddy’s… imposible que no te guste ninguna. Lo que está claro es que te guste lo que te guste, siempre encontrarás alguna cosa que te ayude a lucir con orgullo tu afición.

En Friki Masters, queremos estar siempre al día para que puedas encontrar todo lo que más te gusta de tus videojuegos favoritos, porque con eso del merchandising es mejor no jugársela. ¿O es que acaso no sabias que esa figura tan chula y que tanto te gusta puede que no vuelva a estar disponible cuando te decidas a comprarla? No solo ocurre con las ediciones limitadas o exclusivas, sino con cualquier objeto de coleccionismo. Que decidan hacer una reedición de aquello que deseas no depende de nosotros. Por ese motivo, te recomendamos que nos sigas y estés siempre al loro con nosotros.

Y a ti, ¿de qué videojuego te gustaría que hicieran más merchandising? ¿Alguna vez te has quedado con las ganas de comprar algo y después ha sido imposible encontrarlo? Si hay algo que no encuentras en nuestro catálogo, ¡contacta con nosotros y quizás te lleves alguna que otra sorpresa!

Deja un comentario